Enrique Prochazka: “No lean novelas, busquen no ficción, aprendan sobre el mundo” [video]

Entrevista: Enidsa Novoa

Video y edición: Abel Castañeda

Edición de texto: Gloria Alvitres

Un equipo de la AntiFil entrevistó al reconocido escritor Enrique Prochazka que estuvo de paso por Lima. Habló sobre sus proyectos literarios, así como el escenario de las letras y cuestionó a nuestra generación tan inmersa en las redes sociales.

 

¿Coméntanos un poco sobre tu libro “Un único desierto?

Un único desierto, que fue publicado en 1997, estaba listo 4 años antes. El más antiguo de los cuentos lo escribí cuando yo tenía 19 años, ha gustado mucho porque aparece en un contexto en que casi todo lo que se escribía en el Perú era realismo socio.

Yo estudiaba filosofía y antropología y lo que hacía era tomar notas de clase. Creaba personajes a partir de lo que iba escuchando de un profesor u otro. Una vez, incluso, le dije a un profesor: “mira he escrito esto que es una especie de narración fantástica a partir de lo que has dicho y me gustaría presentarlo como el trabajo final del curso”.  Felizmente, aceptó. Así, inicialmente fueron notas de cuadernos que se han convertido en cuentos. Nunca hubo un plan, más bien fue el apoyo de algunas personas como Óscar Limache.

¿Cuál es la temática del libro?

Son 13 o 14 cuentos, la mayor parte de los personajes narran en primera persona, se trata de experiencias personales y más de la mitad de ellos mueren. La mitad de los que mueren, se suicidan. Yo digo que el ánimo del libro es sobre el fin de algo, el fin de un periodo de la historia que valoraba la cultura, lo profundo, lo académico y que está siendo reemplazada a pasos agigantados. Es gente que tiene miedo a lo que viene.

¿La velocidad con la que se mueve la sociedad inspira tu obra?

Yo creo que ese tema lo estoy tratando de desarrollar en mi literatura. Mi segundo libro se llama “40 silabas, 14 palabras. El primer cuento es acerca de esa velocidad. El primer personaje se lamenta cómo es que no puede comunicarse con nadie porque todo se está moviendo tan rápido.  En ese sentido, me gusta lo que dice Alessandro Baricco, un pensador italiano. Él afirma que el mundo está cambiando profundidad por velocidad. Esta superficialidad de la que acusamos a todo el mundo no es un antivalor, que está bien, que es mejor ser superficial y no andar matando gente, que ser muy profundo- como lo eran los nazis, que escuchaban a Mozart junto a la cámara de incineración.

¿Crees que lxs escritores tienen ahora alguna influencia en el ámbito político- cultural mediante sus escritos?

El momento de oro fue los 70s. Entre los 60s y 70s, lo que decía el intelectual se convertía en tema político, estoy pensando en Camus, Sartre en Europa, Vargas llosa hasta los 80s y 90s era eso aquí. No es que no haya nadie que llene ese papel, sino que ese papel ya no existe. Los intelectuales no tienen el valor que tenía hace tanto tiempo. No existían las redes sociales para servir de caja de resonancia a las nuevas ideas.  Ahora, no hay una prensa de opinión que se respete o que se merezca ese nombre.

¿Estás escribiendo algo nuevo?

Abordo un texto nuevo cada dos años, pero no lo cierro. Escribo hasta en varias computadoras. Lo que, si recomiendo es que los lectores jóvenes es leer otro tipo de textos más allá que novela, ensayo, por ejemplo.

¿Qué le recomendarías a los lectores antifil?

Nos hemos acostumbrado mucho a que libro significa novela o libro significa volumen de cuentos. Pero busquen un poquito en los estantes de atrás, busquen libros de no ficción, aprendan sobre el mundo y en la AntiFil es el mejor sitio para hacerlo.

Publicado en25 Mayo, 2018 enSin categoría

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to Top