Violencia contra la mujer en “1984”

Por: Viviana Gálvez Córdova

A partir de la elección de Donald Trump como presidente de  Estados Unidos, la novela “1984” de George Orwell afirmó su vigencia cerca de 70 años después de su publicación, ya que presenta un gobierno basado en mentiras.

La lectura de esta obra es recomendable por los mensajes de trasfondo: los peligros y absurdos del totalitarismo y la enajenación del individuo. Pero existe también otro aspecto de la obra que llama la atención: la naturalización de la violencia contra la mujer.

Winston, el personaje principal de la obra, describe por lo menos a cuatro mujeres con cierto detalle: su madre, su hermana pequeña, su ex esposa y Julia.

De su madre dice lo siguiente: “No creía, por lo que recordaba de ella, que hubiese sido una mujer excepcional, y mucho menos, inteligente” (p.178). De su hermana afirma que era pequeña, diminuta, enfermiza y muy callada (p.175). De su ex esposa señala que “era incapaz de albergar una sola idea que no fuese un eslogan y no había estupidez que no pudiera tragarse si provenía del Partido” (p.76). Por último, de Julia –su compañera durante la novela— afirma que era una rebelde solo de cintura para abajo (es decir, sus órganos sexuales) (p.168); que las “ramificaciones de la doctrina del Partido no le interesaban (…) ella se aburría y no le entendía y decía que nunca había prestado atención a esas cosas” (p.168). Esas cosas, sin embargo, eran lo que Winston consideraba lo más esencial para vencer al Partido. Winston remata esa crítica con diciendo lo siguiente:“Se limitaban a tragárselo todo y nunca se les indigestaba porque lo que tragaban no dejaba ningún residuo, igual que un grano de trigo puede pasar por el cuerpo de un pájaro sin ser digerido” (p.169). Es decir, este grupo de personas, al que Julia pertenecía, no reflexionaban y solo se comportaban como simples animales.

Cuando uno analiza las descripciones en conjunto se plantea las siguientes preguntas: ¿Por qué no hay una mujer descrita por Winston que destaque por su inteligencia, como sí sucede con los hombres (es el caso del personaje de Syme)?; ¿por qué incluso Julia, quien es su compañera rebelde, no tiene la capacidad de reflexión ni el interés por entender qué hay detrás de los mecanismos utilizados por el Partido?; ¿por qué, pues, existe la necesidad del autor por describir tan negativamente a las mujeres más cercanas a Winston? ¿por qué en vez de una hermana enfermiza, por ejemplo, no describe a un hermano enfermizo?; ¿por qué en vez de una ex esposa idiota, no un amigo de la infancia idiota?

La violencia contra las mujeres  se expresa a lo largo de la novela y no solo consiste en una violencia en el plano intelectual, sino también en el plano físico y es explícita: “Te odiaba –respondió— quería violarte y luego asesinarte” (p. 132).

La novela “1984” fue publicada en 1949 y su autor residía en Inglaterra. En ese entonces, el movimiento inglés de mujeres tuvo como uno de sus puntos principales de agenda los derechos de las mujeres frente al Estado. Por ejemplo, poco antes de 1920 se había otorgado el derecho al voto a las mujeres mayores de 30 años y poseedoras de una casa. En 1928 la edad para votar igualó a la de los hombres. Sin embargo as mujer, seguían siendo consideradas seres inferiores a los hombres, tal como se percibe en la obra de George Orwell”.

[1] 2015, Penguin Random House Grupo Editorial.

 

Publicado en8 Marzo, 2018 enSin categoría

Deja una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to Top